María, Mónica, Cristina y la planificación espacial marina

22.marzo.2019

María Gómez Ballesteros es geóloga marina en el Instituto Español de Oceanografía, desde el año 1998 como alumna en prácticas hasta hoy, dedicada al estudio de los fondos oceánicos. Su trayectoria en el IEO le ha permitido trabajar explorando y estudiando los fondos oceánicos en diversas latitudes. Ha realizado más de 70 campañas de investigación oceanográfica en aguas españolas, mar Caribe y Antártida entre otros. El estudio de los fondos marinos le ha permitido llevar a cabo estudios derivados como contaminación por vertidos, estudio de ecosistemas marinos vulnerables, vulcanismo submarino activo, riesgos geológicos marinos y desastres naturales, posicionamiento global de navegación por satélite “GALILEO”, arqueología subacuática, etc. hasta llegar a la Planificación Espacial Marina. Actualmente, lidera en el IEO proyectos europeos de Planificación Espacial Marina en áreas transfronterizas y forma parte del Grupo de Expertos coordinado por el Ministerio para la Transición Ecológica para llevar a cabo el proceso nacional.

Mónica Campillos Llanos nació en Madrid y es ambientóloga dedicada a la protección del medio marino. Desde sus inicios comenzó con la aplicación de los Sistemas de Información Geográfica para la protección de espacios protegidos en la Red Natura 2000 en el medio marino, desde el proyecto INDEMARES de la Fundación Biodiversidad, o en Reservas Marinas de interés Pesquero, junto con la Secretaría General de Pesca. Desde la empresa SAFE, SL, dedicada a proyectos de conservación marina y espacios protegidos, ha realizado numerosos trabajos de planificación, gestión de información cartográfica y espacios protegidos en el medio marino. Actualmente, trabaja en proyectos europeos de Planificación Espacial Marina desde IEO, participando a su vez en el proceso nacional, coordinado por el MITECO.

Cristina Cervera Núñez es ambientóloga especializada en Ordenación del Espacio Marítimo (OEM) y trabaja de apoyo técnico en el Instituto Español de Oceanografía, en la Subdirección General de Investigación de Madrid. Fuengiroleña de nacimiento, Cristina estudió la licenciatura de Ciencias Ambientales en la Universidad de Málaga teniendo claro que tarde o temprano se especializaría en el medio marino. Un año después de terminar, le concedieron una beca Erasmus Mundus para estudiar un máster en Ordenación del Espacio Marítimo, el cual le ofreció la posibilidad de viajar y estudiar en diferentes partes del mundo y finalmente le permitió llegar a Madrid, donde reside hoy en día.

Desde entonces, ha trabajado en el IEO en proyectos europeos sobre OEM y ha participado en el proceso nacional de ordenación, coordinado por el Ministerio para la Transición Ecológica.

¿Qué tienen en común una experta geóloga marina, una consultora amante de las aves y una “friki” de la planificación marítima?

En efecto, el mar.

La una disfruta con el simple hecho de observarlo, la otra degusta con placer sus frutos y para la primera es la fuente de su carrera profesional.

La cuestión es que todos queremos algo del mar (aunque no seamos conscientes) y no importa qué, ya que irremediablemente estamos ligados a él. Si no, por ejemplo, pregúntate cómo llegan muchos productos a las estanterías de tiendas y supermercados. El servicio del transporte, la pesca o el simple disfrute recreativo son algunas de las muchas cosas que le exigimos al mar diariamente. Es por esto que es necesario un marco de acción en el que todos estos intereses estén coordinados para ser compatibles con un desarrollo sostenible de nuestros mares y océanos. María, Mónica y Cristina trabajan en la Ordenación del Espacio Marítimo o MSP (de sus siglas en inglés – Maritime Spatial Planning). Esta “nueva” doctrina (impuesta por la UE a través de la Directiva por la que se establece un marco para la ordenación del espacio marítimo) aboga por que los Estados Miembros publiquen Planes de Ordenación del Espacio Marítimo (POEM) para 2021, en España a través del Real Decreto 363/2017. Además, la elaboración de estos planes deberá contar con la participación de los actores interesados, que como explicamos al principio, seríamos todos, aunque desde luego no al mismo nivel, ya que no se puede considerar igual de interesado un pescador cuyo sustento depende del mar, con aquel al que le gusta comer sushi… (se siente).

En definitiva, este equipo de “planners”, además de dar apoyo al proceso nacional de elaboración de los POEM, ha trabajado en dos proyectos transfronterizos financiados por la UE: SIMNORAT (Supporting Implementation of Maritime Spatial Planning in the Northern European Atlantic) y SIMWESTMED (Supporting Implementation of Maritime Spatial Planning in the Western Mediterranean Region). Estos proyectos buscan crear capacidades, intercambiar métodos, establecer el primer contacto con los actores y, sobretodo, fomentar la cooperación entre países, ya que (aunque a algunos les moleste), no se le pueden poner barreras al mar.

Y tú, ¿qué le pides al mar?

Un proyecto de:
ieo
Con la colaboración de:
FECYT