Eugenie Clark

(1922-2015)

Más de 40 años nadando entre tiburones

Eugenie Clark

En 1922 nació Eugenie Clark en la ciudad de Nueva York. Su padre murió cuando ella apenas tenía dos años y su madre Yumico, de origen japonés, tuvo que cuidar sola de Eugenie. Para ello, en ocasiones tuvo que ser muy creativa y así, algunos días, mientras Yumico trabajaba, Eugenie pasaba
las horas en el Acuario de Nueva York. El resultado fue que, con solo nueve años, quedó fascinada con la vida marina, en especial con los peces y, sobre todo, con los tiburones.

Su pasión fue creciendo y terminó estudiando zoología en la universidad. Empezó a convertirse en una experta en peces –o ictióloga, que es como se conoce a estos científicos– y, a los 27 años, se unió a un proyecto que le llevó a bucear por multitud de lugares inexplorados de la Micronesia, en el océano Pacífico. Tras doctorarse, continuó explorando nuevos lugares, esta vez en el Mar Rojo.

Desde entonces, Eugenie centró su trabajo en el estudio de los tiburones. Buceó junto a estos temibles peces en cientos de ocasiones, durante sus más de 40 años de carrera, para investigar su comportamiento y su ecología. Entre sus descubrimientos destaca la invención de un repelente de tiburones, que creó a partir de un líquido que segrega otro pez, el cual ella observó que los tiburones evitaban comerse.

A Eugenie siempre le gustó compartir sus aventuras e investigaciones científicas con todos los públicos y no solo en el mundo académico. Escribió multitud le libros, artículos en revistas y protagonizó varios programas de televisión.

No dejó de bucear hasta un año antes de fallecer… ¡a los 92 años!

Un proyecto de:
ieo
Con la colaboración de:
FECYT