Desirée Palomino, geóloga marina

Mi nombre es Desirée Palomino, trabajo en geología marina en el Instituto Español de Oceanografía y en este blog os contaré cómo y por qué estudiamos el fondo marino, desde su forma y composición en superficie hasta las capas profundas del subsuelo oceánico

Bla, bla, bla… CIENCIA

7.marzo.2019

Si habéis seguido las distintas entradas de Oceánicas, os habréis hecho una idea de todas las actividades que hacemos las científicas marinas (viajes, embarques, congresos y reuniones, estancias, trabajo de laboratorio, publicaciones…), pero hay muchas más. Hoy quiero dedicarle especial atención a una de mis favoritas: la divulgación científica.

¿Por qué dedicamos todas las oceánicas nuestro tiempo (en su mayoría libre) a escribir estas entradas y a aceptar entrevistas? ¿Por qué compartimos tweets y noticias de ciencia en nuestras redes sociales? ¿Por qué damos charlas en colegios y universidades a personas de todas las edades? ¿Por qué aprovechamos cualquier ocasión para hacer talleres y jornadas de puertas abiertas? ¿Por qué “perder el tiempo” mostrando a la sociedad nuestro trabajo?

Muy sencillo. Porque queremos que se nos conozca y que todo el mundo entienda lo que hacemos y por qué lo hacemos. La ciencia no puede ser una cosa que hacen unos locos encerrados en sus laboratorios o en barcos oceanográficos, que además piden fondos públicos sin que nadie sepa muy bien para qué. No os imagináis la de veces que se repite la situación:

– ¿A qué te decidas?

– Soy geóloga marina

– Ah, estudias las placas tectónicas

– No, verás… 

Visita de alumnos de máster al Centro Oceanográfico de Málaga

Y eso es lo que tenemos que corregir. Acercar las ciencias marinas a la sociedad y que cualquier persona pueda conocer el trabajo que hacemos y la importancia que tiene. En la mayoría de los proyectos de investigación las actividades de divulgación científica son obligatorias, y aunque cada vez van cobrando mayor importancia, todavía queda mucho camino por recorrer. Existen profesionales en comunicación científica y expertos en divulgación, que cuentan con estudios superiores especializados, pero desgraciadamente son pocos los que forman parte de la plantilla de los organismos públicos de investigación. Al mismo tiempo, cada vez somos más los que nos sentimos en deuda con la sociedad y participamos en las diversas actividades que se organizan.

En el grupo de geociencias marinas tenemos un blog y perfiles de usuarios de twitter, instagram y facebook, que intentamos tener actualizados y en los que vamos publicando la mayor parte de nuestra actividades y trabajos relevantes. Participamos en jornadas de puertas abiertas, tanto en nuestros centros oceanográficos como a bordo de buques oceanográficos e intentamos darle toda la difusión posible. Además, visitamos colegios y los recibimos en nuestros centros para mostrar nuestro trabajo a niños y niñas de todas las edades. Y, por supuesto, colaboramos con nuevos proyectos de divulgación, como: “Oceánicas: la mujer y la oceanografía” y “Cicerom: Ciencia en el Centro Oceanográfico de Málaga“, que cada vez son más.

Esta es la última entrada que escribo en el blog y, haciendo recapitulación, me pregunto si habrá merecido la pena el tiempo dedicado. Pues sí, con que una sola de mis entradas haya despertado el interés de alguna persona por la investigación geológica marina me doy por satisfecha y creo que el esfuerzo realizado habrá merecido la pena. Mientras haya personas que sientan alguna inquietud científica, nosotras, las oceánicas, seguiremos divulgando y saciando curiosidades.

Por mi parte, ha sido un placer embarcar en esta aventura oceánica. ¡Hasta la próxima!

Parte del personal del Centro Oceanográfico de Málaga que participó en la jornada de puertas abiertas del 11F con motivo del Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Un proyecto de:
ieo
Con la colaboración de:
FECYT