Covadonga Orejas, ecóloga marina

Todo el mundo me conoce por Cova, soy madrileña y ecóloga marina. Trabajo en el Instituto Español de Oceanografía desde hace nueve años y mis investigaciones se centran en los animales que viven en los fondos marinos como los corales y las gorgonias

¿Bosques submarinos?, ¿son plantas o animales?

21.septiembre.2018

¡Hola de nuevo!

Aunque ya mencioné el foco de mis investigaciones en la primera entrada de este blog, supongo que algunos os habréis quedado pensando con eso de los “bosques” y “los animales”. Y es que, claro, los bosques están dominados por los árboles, a los que acompaña todo un cortejo de otras plantas más pequeñas y un sinfín de fauna animal de todos los tamaños y pelajes: desde ínfimos organismos imposibles de ver “a ojo”, pasando por legiones de insectos, cientos de aves y unos cuantos mamíferos.

Pero ahora mirad la foto de abajo, el “compañero” de la izquierda… Tiene un tronco, unas ramas, algo que parecen hojas… ¿no se parece mucho al “compañero” de la foto de la derecha? también con su tronco, sus ramas y -este sí- con sus hojas.

Bueno, pues desvelo el misterio: a la izquierda tenemos un coral negro (aunque lo veáis naranja a primera vista, fijaos bien en el tronco…) y a la derecha un haya de uno de nuestros bosques caducifolios.

En la imagen izquierda un coral negro de las profundidades oceánicas fotografiado durante la campaña oceanográfica MEDWAVES del proyecto europeo ATLAS; en la de la derecha un haya en otoño en un bosque caducifolio.

Lo cierto es que este parecido en las formas hizo que durante mucho tiempo se considerase a estos organismos como plantas e incluso se les llamaba “animales-planta”. Lo más interesante es que precisamente esta estructura tan parecida a la de los árboles que presentan muchos corales y gorgonias tiene como consecuencia que haya otros aspectos similares. Y como una imagen vale más que mil palabras, fijaos en la siguiente foto…

Os presento a otro de los habitantes de las profundidades marinas que tiene también aspecto de arbolito. Se trata de una gorgonia viviendo, ni más ni menos, que a 2000 metros de profundidad. Mirando la foto en detalle veréis que hay algo en sus ramas. ¿No os recuerda esta imagen a un árbol en la selva tropical con una serpiente enroscada? Pues el animal que se enrosca en nuestra gorgonia no es una serpiente, es una ofiura (pariente de las estrellas de mar) que se aferra con sus brazos para situarse en una mejor posición para captar las partículas que hay en el agua y que le sirven de alimento.

Gorgonia en las profundidades marinas atlánticas con ofiuras en sus ramas.

Mucha gente nos pregunta a los que investigamos esta fauna misteriosa cuáles son las razones que nos llevan a hacerlo, porqué es importante saber dónde y cómo viven estos animales.

Pues volviendo a esta comparación entre los “bosques vegetales” y los “bosques animales” se hace evidente: estos animales son las estructuras que se elevan sobre los fondos marinos y ofrecen un espacio en tres dimensiones donde muchas especies encuentran cobijo y alimento. Además, otras se ocultan entre sus ramas donde se sienten más seguras para traer su prole al mundo. Además, muchas de estas especies son parte importante de nuestra dieta, así que conocer estos bosques y entender cómo funcionan forma parte de proteger los recursos del mar, recursos fundamentales para muchas especies animales, entre ellas la nuestra.

Os dejo con estas primeras imágenes de los bosques animales sumergidos.

¡Hasta pronto!

Un proyecto de:
ieo
Con la colaboración de:
FECYT